chuvaa

Luego de su estreno mundial en la sección Un Certain Regard del 71° Festival de Cannes, donde se alzó con el Premio Especial del Jurado, y de su paso por festivales y salas internacionales, llega a las salas argentinas CHUVA É CANTORIA NA ALDEIA DOS MORTOS, de João Salaviza y Renée Nader Messora.

El próximo 25 de julio se estrenará en la Ciudad de Buenos Aires, en el MALBA y en la Sala Leopoldo Lugones; en Córdoba, en el Cineclub Municipal Hugo del Carril; en Mendoza, en Cine Universidad, y en Rosario, en El Cairo Cine.

Filmada durante nueve meses, en 16mm, en la aldea Pedra Branca (Tierra Índigena Krahô, en Tocantis al norte de Brasil), “LOS MUERTOS Y LOS OTROS” acompaña a Ihjãc, un joven de la tribu Krahô, que luego de un encuentro con el espíritu de su padre fallecido debe organizar la fiesta del fin de su luto. Rechazando su destino de chamán, huye hacia la ciudad enfrentando la realidad de ser un indígena en el Brasil contemporáneo.

La película obtuvo diversos premios y participó en más de 70 festivales internacionales, recibiendo los máximos galardones de la crítica especializada, y más de 40.000 la vieron en salas en su exhibición en Francia.

.

.
Sinopsis

Tras la muerte de su padre, Ihjãc inicia un viaje espiritual que lo llevará a vivir un duelo tormentoso. Con apenas 15 años, se va a confrontar con varias realidades que lo verán crecer: asumirse como padre de un nuevo hogar, palpar la marginalidad de su comunidad indígena en el Brasil contemporáneo y la posibilidad de convertirse él mismo en un chamán. La pareja de directores colabora y documenta los personajes, sus diálogos, silencios, encuentros y rituales. Una película que nace de la sostenida experiencia de cine colectivo con el pueblo Krahô.

.

Ficha técnica

Ficción – 114’
2018 / Brasil, Portugal
16mm Color / DCP, archivo digital
Krahô y portugués / Subtitulada en castellano

.

Elenco

Henrique Ihjãc Krahô, Raene Kôtô Krahô y pueblo de la aldea Pedra Branca – Tierra Indígena Krahô

.

Equipo técnico

Dirección: João Salaviza, Renée Nader Messora
Producción ejecutiva: Isabella Nader
Dirección de fotografía: Renée Nader Messora
Sonido directo: Vitor Aratanha
Diseño de sonido: Pablo Lamar
Mezcla de sonido: Ariel Henrique
Montaje: João Salaviza, Renée Nader Messora, Edgar Feldman
Traducciones e investigación: Ana Gabriela Morim De Lima, Ian Packer
Diálogos: Henrique Ihjãc Krahô, Raene Kôtô Krahô, João Salaviza, Renée Nader Messora, Vitor Aratanha
Producción: João Salaviza, Renée Nader Messora, Ricardo Alves Jr., Thiago Macêdo Correia
Compañías productoras: Entrefilmes, Karõ Filmes, Material Bruto

.

.

Prensa internacional

“Rodada en colaboración con una tribu Krahô, es una obra hechizante, entre la fábula y la antropología”
(Mathieu Macheret – Le Monde) https://www.lemonde.fr/culture/article/2019/05/07/le-chant-de-la-foret-au-bresil-le-choc-etincelant-de-deux-mondes_5459117_3246.html

“Un admirable retrato ficcional del pueblo Krahô y de su lucha por preservar sus tradiciones” (Jay Weissberg – Variety) https://variety.com/2018/film/reviews/the-dead-and-the-others-review-1202822220/

“Los Muertos y los Otros es una película simple, reflexiva, y donde sin embargo uno nunca se aburre, el tiempo corre a su ritmo” (Jean-Baptiste Morain – Les Inrockuptibles)

“Los dos realizadores filman un mundo y personas que han sido largamente dejados de lado y unen a una forma documental una dimensión contemplativa (…). Lo que da a la película su vibración particular es que, aunque esté llena de evocaciones mágicas y de brillos fugaces, no se aleja nunca de una encarnación profunda” (Florence Maillard – Cahiers du Cinéma)

“La película de la fuga posible del joven indio Ihjãc es la película de la fuga imposible de João Salaviza. Huyó del Cine y encontró el cine. Y nosotros encontramos una de la películas más bellas de Cannes” (Vasco Câmara – Público)

“La película de la paulista Renée Nader Messora y del lisboeta João Salaviza (…) es un ensayo sobre la permanencia tanto en la tradición como en el deseo de rebelión” (Rodrigo Fonseca – O Estado de São Paulo)

“La película tiene la belleza de un sueño” (Clarisse Fabre – Le Monde)

“Un admirable, (…) fascinante retrato ficcional del pueblo Krahô y de su lucha para preservar tradiciones” (Jay Weissberg – Variety)

“Chuva é Cantoria na Aldeia dos Mortos es una corriente de aire fresco, un film calmo, atento, empático” (Daniel Kasman – Mubi)

.

.

Participación y premios en festivales internacionales

Festival de Cine de Cannes – Premio del Jurado en la sección Una cierta mirada
Festival Internacional de Cine de Mar del Plata – Premio Especial del Jurado
Festival Internacional de Cine de Río de Janeiro, – Mejor Director, Mejor Fotografía
Festival de Cine de Lima – Mejor Película, Mejor Fotografía
Festival de Cine La Orquídea Cuenca – Mejor Ópera Prima Latinoamericana
Viennale. Festival Internacional de Cine de Viena
Muestra Internacional de Cine de São Paulo
Festival de Cine de Turín
BFI. Festival de Cine de Londres
VIFF. Festival Internacional de Cine de Vancouver
Festival de Cine de Múnich
Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana
Festival de Cine de Atenas
Festival Internacional de Cine de Marrakech
Festival de Cine de Gante
Festival Internacional de Cine de Gijón
Festival de Cine Nuevos Horizontes

.

.

Directores


salavizaJOÃO SALAVIZA
nació en Lisboa, en 1984. Estudió en la Escola Superior de Teatro e Cinema (ESTC) en Portugal, y en la Universidad del Cine – Buenos Aires. Estrenó su primer largometraje, MONTANHA, en el Festival Internacional de Venecia. Realizó una trilogía de cortometrajes: RAFA (Oso de Oro Berlinale 2012), ARENA (Palma de Oro Festival de Cannes 2009) y CERRO NEGRO. En los últimos años regresó a la Berlinale con ALTAS CIDADES DE OSSADAS y RUSSA.

 

naderRENÉE NADER MESSORA nació en São Paulo, en 1979. Estudió Dirección de Fotografía en la Universidad del Cine – Buenos Aires. Trabajó durante quince años como asistente de dirección en Brasil, Argentina y Portugal. En 2009 conoce al pueblo indígena Krahô. Desde entonces trabaja con la comunidad, participando y movilizando a un colectivo de cineastas locales.

.

.

Información adicional

Contextualización
En 2009, Renée viajó al norte de Brasil, donde visitó una aldea Krahô. Este pueblo indígena habita una zona de terreno árido, a miles de kilómetros de Brasilia, en el estado de Tolcatins. En este viaje acompañó a un amigo que registró la fiesta de fin de luto de un importante líder del pueblo. Desde entonces, Renée no se alejó de sus habitantes. A lo largo de sus regresos al pueblo fue desarrollando una tela de afectos, compartiendo ideas y films, con foco en la imagen como forma de pensar la resistencia indígena. Se formó un grupo de operadores de cámara: los guardianes de la cultura Mentuwajê, compuesto por jóvenes krahôs que aún hoy usan sus cámaras como armas al servicio de la autodeterminación y la reafirmación de su identidad. Unos años más tarde, João se juntó a esta relación. La pareja de directores, en la actualidad, sigue trabajando junto a la comunidad.

Los Krahô
Los Krahô son un pueblo Timbira que pertenece a la familia Jê y a la estructura lingüística Macro-Jê. Tal como los demás Timbira, se autodenominan “mehi”. Son los habitantes originales del Cerrado y, debido a su vivencia prolongada en este medio, desarrollan conocimientos ecológicos sofisticados, que van pasando de generación en generación.
La tierra indígena Krahô se localiza en el noreste del estado de Tocatins y se extiende a lo largo de 3200 kilómetros cuadrados. Es considerada una de las áreas más importantes de la Savana preservada (Cerrado) de Brasil. Más allá de su biodiversidad considerable, el Cerrado es conocido como “la cuna de las aguas”, ya que ahí se encuentran las nacientes de las mayores reservas hidrográficas de Brasil. Aún así, el área ha sufrido una degradación progresiva provocada por la expansión de las fronteras de la agricultura y cría de ganado. Innumerables especies de animales y plantas se encuentran en riesgo de extinción. Este bioma es actualmente considerado como uno de los más grandes focos de biodiversidad del mundo.

Los muertos y los otros
Si el título con el que se estrena en Argentina tuviera una traducción (no siendo el caso, ya que se decidió mantener el título en su portugués original, Chuva é Cantoria na Aldeia dos Mortos) este sería Los muertos y los otros, justamente porque no se puede hacer una traducción del título en portugués porque la palabra “cantoria” en este contexto no tiene traducción literal.
Un importante punto para la comprensión del universo del film y de las idiosincrasias del pensamiento Krahô es el clásico libro de la antropóloga portuguesa Manuela Carneiro da Cunha Los muertos y los otros. Un análisis del sistema funerario y de la noción de persona Krahô.
Tal como muestra la autora, “los muertos son los otros”. Es decir, los Krahô no enaltecen sus muertos y ni tampoco rinden culto a su ancestralidad. Exponentes máximos de la alteridad, los muertos son peligrosos pues quieren llevar con ellos a sus parientes vivos. En esta captura, recurren a la “saudade”, ese “acordarse-sentir” nostálgico (amji kãm hapac xà, en la lengua Krahô) que marca la presencia de una ausencia. Este vínculo debe ser roto luego después de la muerte: es necesario que los parientes olviden a sus muertos para que estos puedan olvidar a los vivos. Por eso los Krahô hacen esta fiesta de fin de luto, el Pàrchahàc, cuya finalidad es llorar esta ausencia (saudade) una última vez, animar el alma del muerto con cantos y danzas y, así, permitir que el siga para su nuevo lugar.

La mediación entre lo visible y lo invisible
Otra noción central que atraviesa todo el film es la de “mecarõ”, un concepto complejo, ambiguo, polisémico y contextual.
Se refiere a las imágenes proyectadas de cuerpos presentes o ausentes, admitiendo diferentes traducciones:almas, espíritus, sombras, reflejos, fotografías, films, grabaciones de una voz, imágenes oníricas. Más que una simple proyección, “mecarõ” es concebido por los Krahô como actuación del doble de la persona, que tiene en su poder una existencia móvil e independiente del cuerpo del cual es autónomo; al mismo tiempo que, intrínsicamente, relacionado. Estos “espíritus-imágenes” hacen la mediación entre el visible y el invisible, el mundo de los vivos y el de los muertos, el universo de los cuerpos y el de las almas. Para los Krahô, después de la muerte el alma de la persona se puede transformar y asumir varias formas, sufriendo sucesivas muertes: animal, planta, piedra, tronco de árbol, hasta que se transforme en nada.
CARNEIRO DA CUNHA, M. 1978. Os mortos e os outros. Uma análise do sistema funerário e da noção de pessoa Krahô. São Paulo: Editora Hucitec.